fbpx
Previous Next

Plogging, el nuevo movimiento que promueve el cuidado ambiental y que siempre han hecho los buenos senderistas

 

El movimiento nacido en Estocolmo, es una nueva práctica que suma cada vez más adeptos. Consiste en ejercitarse al aire libre recolectando la basura que se presenta al paso.

Básicamente el Plogging, consiste en salir a correr llevando consigo una bolsa para levantar la basura que se encuentra por delante del camino, promoviendo el cuidado ambiental. La esencia de la movida, simple y llanamente, se explica desde el propio nombre, ya que es la combinación de dos términos en inglés: correr y recoger.

Pero además de contribuir el mantenimiento y limpieza de las calles y los espacios públicos en especial los parque naturales que no cuentan con servicios de limpieza periodicos, la secuencia de frenar, agacharse para recoger los desechos y volver a retomar el paso ayudará a quemar unas calorías extras.

La aceptación es tal que hasta se formaron grupos de corredores que siguen la costumbre como si fuese un reto y salen a ejercitarse en conjunto. Por otro lado, están quienes prefieren la soledad, y también hay quienes lo hacen con la compañía de sus mascotas.

Para el caso de quienes no les guste correr, también hay gente que se suma a la iniciativa cuando anda en bicicleta, kayac e incluso a caballo. Más allá de la denominación, la modalidad de deporte varía, es indistinta mientras se cumpla con la recolección.

Da la casualidad que ahora le han puesto nombre pero en el mundo del senderismo esto siempre ha ocurrido con los senderistas que recogían la basura de otros que las tiraban.

En el último tiempo, los aficionados a esta movida colectiva inundan las redes sociales con imágenes mostrando las bolsas llenas o simplemente los restos de basura una vez concluida la sesión de entrenamiento, utilizando el hashtag #Plogging.